Un total de 300.000 mascarillas para proteger al personal de los servicios esenciales no sanitarios

Se han comprado más de 17.500 metros de tejidos específicos y homologados a tres empresas de Badalona, Blanes y Rubí. Los tejidos se han distribuido a los 200 puntos de costura de Barcelona y el área metropolitana, ya sean de personas anónimas y entidades solidarias con una máquina de coser propia o de pequeños talleres textiles, además de empresas industriales vinculadas al programa RevESStim.

El patrón y el procedimiento que se ha seguido ha sido el del vídeo tutorial de la empresa Robin Hat, que se ha popularizado en las redes sociales.

Después de confeccionar las mascarillas, un conjunto de lavanderías las lavan a una temperatura de más de 60 grados. Algunas de estas mascarillas se pueden reutilizar si se vuelven a lavar a esta temperatura, aguantan hasta 30 o 100 lavados.

Después del lavado, las mascarillas se almacenan en el Parque Tecnológico de Nou Barris, desde donde se distribuyen a los colectivos destinatarios finales.

El proyecto dispone de una inversión de 400.000 euros y, además de dotar de recursos de protección al personal de servicios esenciales no sanitarios, contribuirá a reactivar la actividad económica de empresas textiles, industriales, de transporte, de logística y de limpieza.

Estas mascarillas se añaden al material de protección procedente del extranjero, que proviene tanto de adquisiciones municipales como de donaciones de ciudades chinas y coreanas.

Empresas participantes en el proyecto

Proveedoras de los textiles: Rebes SL, Nylstar SL y Robin Hat.

Empresas de logística: Mensakas, Solidança y La Mallorquina.

Lavanderías: Fundación Roure, Fundación Canigó, Mirallers, Ilunion Bugaderies de Cataluña y Bugaderia Intraberry con el apoyo de Girbau.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario