Transporte público gratuito para los desplazamientos esenciales

Ante la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19, el 2 de abril entra en vigor la suspensión temporal del pago del transporte público del área de Barcelona para actividades y servicios esenciales.

La medida, acordada el martes en el marco del Consejo de Administración de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), será vigente hasta el 9 de abril. El objetivo es facilitar los desplazamientos, en un momento de excepcionalidad, de las personas que prestan servicios esenciales y las que están autorizadas a desplazarse para ir a trabajar, asistir a centros sanitarios u ocuparse del cuidado de personas dependientes.

Esta medida incluye los medios de transporte público colectivo operados por Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), Tram, Cercanías, los autobuses del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), los de la Dirección General de Transportes y Movilidad y los de los municipios adscritos a la AMTU. Cada uno de ellos ofrece un sistema diferente de gratuidad:

  • Los servicios de metro, de FGC y de bus (de TMB y del AMB) aplicarán el sistema de pista libre, que requiere validar un título, vigente, agotado o caducado, para abrir los tornos de paso. Esta validación no tendrá ningún efecto ni se restarán los viajes en el billete; sirve para controlar la ocupación.
  • El servicio de trenes de Cercanías de Cataluña establecerá el sistema de apertura de los tornos por sensores de aproximación: sin necesidad de validar ningún título, las puertas se abrirán automáticamente.
  • Los autobuses de la Dirección General de Transportes y Movilidad y los de los municipios adscritos a la AMTU, optarán por emitir un billete sencillo, sin ningún coste, para controlar la ocupación.

Estos sistemas de paso se aplican para controlar el nivel de ocupación del transporte público, que en ningún caso puede superar el tercio de la ocupación máxima de los vehículos. Si se detecta que la medida implica un aumento de la movilidad no esencial, se activarán los mecanismos para anularla de forma inmediata.

Controles de la autoridad policial

Para garantizar el cumplimiento de la medida, la Guardia Urbana de Barcelona y los Mossos d’Esquadra activan un dispositivo conjunto con el objetivo de velar por que los desplazamientos solo sean efectuados por las personas que pueden desplazarse, de acuerdo con la normativa vigente. Los controles se podrán hacer en diferentes ámbitos de las redes de transporte, desde intercambiadores hasta puntos de acceso.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario