Servicios mínimos por la huelga de metro del 25 al 28 de febrero

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) advierte de que el servicio que se prestará será insuficiente para absorber la demanda normal en las franjas afectadas, especialmente durante las horas punta de la mañana y la tarde, las horas de más afluencia de viajeros al metro, que coinciden con la entrada y la salida de los centros de trabajo y de estudio.

Los servicios mínimos los ha decretado el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Catalunya después de las reuniones de mediación celebradas la pasada semana y son inferiores a los fijados en la huelga del metro de hace dos años, que también coincidió con la celebración del Mobile World Congress.

Se recomienda buscar medios alternativos de desplazamiento y, en la medida de lo posible, evitar el uso de vehículos contaminantes, ya que la situación anticiclónica prevista para la próxima semana hace posible la declaración de episodio de contaminación.

Servicios mínimos en el metro durante la huelga parcial de los trabajadores de TMB:

De 7.00 a 9.00 h y de 16.00 a 18.00 h, el 50 % del servicio habitual
De 22.50 h hasta el final del servicio, el 30 %
Resto del día, servicio normal (con posibles alteraciones por la retirada e incorporación de trenes)
Afectaciones derivadas del amianto

Uno de los puntos que negocian la dirección y el comité de empresa es la afectación de la salud de las personas trabajadoras por el amianto, material que se encuentra en algunas instalaciones y convoyes del metro.

El plan de gestión de materiales con contenido de amianto se desarrolla de acuerdo con lo que prevé la ley, con el máximo rigor y en diálogo permanente con los afectados y la representación de la plantilla, siguiendo los protocolos de salud laboral y en contacto con la Agencia de Salud Pública.

TMB está destinando todos los recursos necesarios para identificar, confinar y retirar posteriormente los materiales de los vehículos y las instalaciones de la red de metro que contienen amianto. Además, se ha iniciado el proceso de compra de 42 trenes de 5 coches cada uno para sustituir los trenes más antiguos (de las series 3000 y 4000), que constituyen la mayoría del convoyes de las líneas L1 y L3.

Una vez sustituidos los trenes más antiguos, en cuatro años el 95 % del amianto inventariado habrá sido retirado o encapsulado.

El viernes se aprobó en el Plenario la creación de una comisión interdisciplinaria conjunta de todas las administraciones y otros actores para identificar y retirar todos los elementos de las instalaciones del metro que contienen amianto, el cual puede afectar la salud de las personas trabajadoras.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario