Refuerzo del transporte público para cumplir los criterios sanitarios

En el caso de TMB, la red de metro dará la máxima oferta disponible y pondrá en circulación el 60 % de los trenes, con picos de hasta el 75 % en las franjas y líneas con más demanda. En la red de autobuses el servicio llegará hasta el 50 % de un día laborable. El aumento de la oferta se plantea en la línea de respetar el tercio máximo de ocupación de los vehículos y convoyes.

A pesar del fin de la restricción excepcional, se mantiene la recomendación que solo se utilice el transporte público para los desplazamientos imprescindibles, y se recuerda que su uso está especialmente desaconsejado para las personas que pertenecen a un grupo de riesgo. En caso de tener que desplazarse necesariamente y de no poder hacerlo a pie o con medios individuales, se recomienda a los usuarios que mantengan la distancia y extremen la higiene. El incremento del servicio está especialmente orientado a permitir a los usuarios mantener las medidas de seguridad y la distancia entre el pasaje.

La Guardia Urbana de Barcelona y los Mossos d’Esquadra, en colaboración con los servicios de seguridad de TMB (en el caso del metro y los autobuses de la compañía), realizarán un amplio despliegue para controlar el pasaje y velar por el cumplimiento de las órdenes del decreto de alarma, así como para regular el flujo de usuarios en los transportes públicos.