Primeras actuaciones para una nueva movilidad más segura y sostenible

La calle del Consell de Cent amplía el espacio para ir a pie entre la calle del Comte d’Urgell y el paseo de Gràcia.

La actuación incluye ensanchar 4 metros más la acera, que se extenderá en la calzada y se delimitará con pintura en el suelo, y reducir el número de carriles de circulación de vehículos: habrá un único carril con limitación de velocidad a 30 km/h.

Los trabajos se alargarán durante diez días.

Para un servicio de bus más eficiente

La segregación física de carriles bus evitará la invasión del espacio por parte de otros vehículos y facilitará la circulación de los autobuses.

En los próximos días se instalarán los elementos de separación en el Pla de Palau con la avenida del Marquès de l’Argentera y en el paseo de Gràcia, entre la calle del Rosselló y la avenida Diagonal.

Además, se realizarán mejoras en los carriles bus de la Vía Favència, la calle de Balmes y la calle de Espronceda.

La distancia de seguridad, también en bici

Los nuevos corredores pedaleables permitirán que las personas que se desplazan en bicicleta puedan mantener la distancia de seguridad. En concreto, se reservará un carril, hasta ahora destinado al paso de vehículos, para la circulación de bicicletas:

Primeros corredores

  • Calle de València, entre la avenida de Roma y la avenida Diagonal.
  • Calle de Pau Claris, entre la avenida Diagonal y la plaza de Urquinaona.
  • Calle de Roger de Llúria.

El resto de actuaciones previstas en el plan de adaptación del espacio público se ejecutarán durante el mes de mayo. En total, se prevé ampliar el espacio para peatones en 30.000 metros cuadrados más, realizar 17 acciones de mejora de los carriles bus y habilitar 21 kilómetros de corredores para bicicletas.