Medidas para hacer frente a las olas de calor y las altas temperaturas durante el verano

En los últimos cinco años se han producido cuatro olas de calor, un fenómeno que a causa del calentamiento del planeta y el cambio climático tiene lugar cada vez con más frecuencia en la ciudad. Para reducir los efectos del calor excesivo, todos los años el Ayuntamiento de Barcelona impulsa medidas para hacer frente al calor, que este año se refuerzan por la situación de emergencia sanitaria generada por la COVID-19.

Plan de emergencia por ola de calor

Desde el 2007, en caso de ola de calor, cuando se superan los 33,6 grados centígrados de temperatura durante tres días seguidos, se activa el Plan de emergencia por ola de calor. Este plan está en funcionamiento de manera preventiva del 1 de junio al 15 de septiembre. Además de las medidas que se ponen en marcha en equipamientos y en el espacio público, se activa un dispositivo específico para hacer el seguimiento de las personas vulnerables, como las personas mayores o las personas con patologías crónicas, dirigido por la Agencia de Salud Pública de Barcelona y el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona.

Cuando hay una alerta por ola de calor, se reparten comidas a domicilio, se distribuyen aparatos climatizadores y se traslada a personas vulnerables a equipamientos climatizados. El Servicio de Teleasistencia y el Servicio de Ayuda a Domicilio también activan medidas específicas para atender a las personas usuarias de los servicios, y la Cruz Roja colabora con la campaña informativa y distribuye gorras y cantimploras de aluminio.

Espacios de confort térmico

Junto con las áreas de estancia y de sombra de los parques y jardines de la ciudad, para garantizar el confort térmico, cerca de cuarentena equipamientos municipales se convierten en refugios climáticos para ayudar a la ciudadanía a hacer frente a las altas temperaturas. Este verano se habilitan, con todas las medidas de seguridad, higiene y desinfección:

  • Doce bibliotecas
  • Diez parques y jardines
  • Dos equipamientos de educación ambiental
  • Diez museos
  • Ocho centros deportivos

Este año reabre la piscina del parque de la Creueta del Coll, que se ha remodelado para reparar problemas de filtración de agua, y se han empezado las obras en la zona de los juegos infantiles de agua del barrio de Canyelles, que estará en funcionamiento a partir del 31 de julio.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario