Las enfermedades de transmisión sexual se pueden combatir

Mientras que algunas infecciones de transmisión sexual (ITS), como la infección por el VIH, evolucionan bien y van de baja, la gonococia y la sífilis han aumentado durante los años 2015 y 2016. La ciudad ofrece desde el 2015 la Estrategia compartida de salud sexual y reproductiva, acordada con todos los actores sanitarios. Como resultado de eso, el Consistorio ha aumentado un 42 % el presupuesto para combatir este y otros fenómenos.

“Es muy importante garantizar el derecho a la salud, pero cuando hablamos de salud, también hablamos del derecho a la salud sexual y reproductiva. Es importante que la sexualidad sea libre, pero garantizando una sexualidad saludable”, ha recordado a la comisionada de Salud, Gemma Tarafa.

En concreto la ciudad presupuestó el año pasado 1.189.720 euros para este campo, frente a los 837.126 euros que se destinaron dos años atrás. El refuerzo presupuestario llega en un momento en el que los datos epidemiológicos muestran que, mientras algunas de las ITS van a la baja, como es el caso del VIH, otras se mantienen estables, como el linfogranuloma, y también las hay que ahora están más presentes, como la sífilis y la gonococia.

Mantener relaciones sexuales sin protección es la principal causa de infección en nuestro entorno, pero aun así hay que destacar que este incremento de la sífilis y la gonococia tiene dos explicaciones: el hecho de que se haya extendido la detección a más servicios sanitarios y un diagnóstico más precoz, por un lado, y el aumento generalizado en el conjunto de las grandes ciudades europeas, por el otro.

Servicios y actuaciones

La prevención es el primer campo en el que hay que actuar para prevenir las ITS, y aquí el preservativo se ha demostrado que es un recurso clave. Hay que recordar que el 11,6 % de los jóvenes que tienen de 15 a 34 años no utilizan ningún método anticonceptivo en las relaciones sexuales, por esta razón se están llevando a cabo diferentes actividades:

  • En el ámbito escolar se ha aumentado la cobertura del programa “Hablemos, no te cortes” en los barrios de la ciudad que engloban hasta un 43 % de la juventud de la ciudad.
  • En el conjunto de Barcelona el programa Sirian, promovido desde la Agencia de Salud Pública de Barcelona, orientado, con respecto a los jóvenes, a incrementar el uso del preservativo.
  • Este 2018 se prevé que se despliegue una campaña permanente de distribución gratuita de preservativos en entornos de ocio juvenil, junto con material divulgativo.

Además de la prevención, la detección y el diagnóstico precoz son fundamentales. Uno de los puntos fuertes para abordar este problema de salud es saber si se ha contraído la enfermedad, mediante pruebas sencillas y rápidas que se pueden realizar en centros de salud, hospitales, farmacias o en la red de entidades. Destacan los programas y las intervenciones siguientes:

  • El programa de saunas, impulsado por el ASPB desde el 2006, y que ofrece la prueba rápida de ITS y del VIH a hombres que tienen sexo con otros hombres que acuden a estos establecimientos.
  • El programa de prevención a través de aplicaciones móviles, que va dirigido a usuarios de aplicaciones sexosociales. Durante el 2017 ha permitido ofrecer pruebas rápidas de ITS a cerca de cuatro mil personas.
  • Las entidades implicadas en la promoción de la salud sexual y reproductiva llevan a cabo cada año 20.000 pruebas rápidas.

Estrategia global delante de las ITS

La Estrategia compartida de la salud sexual y reproductiva define líneas de actuación prioritarias en este ámbito. La medida actúa para que los servicios públicos y las entidades puedan plantear los objetivos, se complementen mejor y faciliten a los servicios de salud llegar directamente a las personas que pueden estar en riesgo de infección.

La estrategia se articula en cinco líneas de actuación que incluyen: el ámbito educativo, el comunitario y familiar, la comunicación, la salud pública y el ámbito de atención integral. Además, se orienta a tres grandes objetivos: prevenir las infecciones de transmisión sexual, prevenir el embarazo no deseado y prevenir la violencia sexual. Para conseguir todo esto dispone de un instrumento estratégico para sistematizar la información, el Mapa de Activos, una herramienta que permite construir conocimiento con los indicadores comunes en materia de salud sexual y reproductiva.


Comentarios de Facebook

Los comentarios están cerrados.