El plan de choque contra el fraude fiscal genera 56 millones

El plan de lucha contra el fraude fiscal impulsado en el año 2016 por el Instituto Municipal de Hacienda (IMH) ha permitido recuperar 56 millones de euros, de los que la mayoría provienen de grandes empresas y compañías y se podrán destinar a gasto social . Esta reducción de la brecha fiscal, la diferencia entre lo que se declara y lo que se debería declarar, es fruto de la dotación de más recursos al IMH y de una mejor coordinación entre esta entidad y las agencias tributarias catalana y española.

Concretamente, se ha incrementado en un 10% el personal inspector y de atención a la ciudadanía del IMH y se han hecho planes de formación para especializarse más los profesionales.

El nuevo paradigma de gestión municipal prioriza el control de la tributación de los grandes contribuyentes y ha permitido liquidar 23,6 millones de euros de impuestos no declarados por compañías eléctricas (4 millones), grandes superficies comerciales (2 millones) o empresas constructoras ( 9 millones).

El cruce de datos fiscales con las otras agencias tributarias ha permitido recuperar 33 millones provenientes de embargos de las devoluciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) y detectar unos 10 millones de euros de impagos del impuesto municipal para la recogida comercial de residuos de 21.000 empresas, dadas de alta en el impuesto de actividades económicas (IAE).

Al margen de esto, se ha publicado la lista de morosos con deudas de más de un millón de euros , que se actualizará anualmente y que consta de un único deudor, la promotora inmobiliaria Sacresa Terrenos 2, SL, con 1,6 millones de euros.

El porcentaje de recaudación sobre el total liquidado en Barcelona es del 94,5%, superior al de otras ciudades del Estado como Madrid (89,1%), Valencia (88,4%), Zaragoza (87,3 %) o Sevilla (62,2%).