El Grec Festival resiste y cierra con éxito una edición muy especial

El festival ha podido mantener casi toda la programación prevista (con la excepción del concierto de Omara Portuondo y de las sesiones de cine vendidas), estrenar 109 propuestas artísticas y 48 coproducciones y vender 23.372 entradas de las 25.590 que ha puesto a la venta, lo cual ha permitido alcanzar una ocupación media del 91,3 %, que sube hasta el 95,2 % en el Teatre Grec, donde muchos espectáculos agotaron las entradas en muy pocas horas.

La programación de la edición de este año se ha dividido entre el Grec Festival, de carácter presencial; el Grec Obert, con nuevos formatos, emisiones por la televisión e internet y actividades virtuales, y el apartado De Grec a Grec, que permitirá prolongar el festival durante la temporada teatral, de setiembre a junio, y programar algunos de los espectáculos en la edición del 2021. De momento solo se ha acabado el primero, ya que una parte de los contenidos del Grec Obert todavía estarán disponibles durante el mes de agosto y De Grec a Grec volverá en setiembre con 25 espectáculos nuevos.

El gran esfuerzo de readaptación del Grec ha permitido mantenerlo vivo. El festival ha sido un banco de pruebas de los nuevos protocolos de seguridad para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 y ha servido para demostrar que la cultura es segura y que, con las medidas preventivas adecuadas y la colaboración de todo el mundo, los escenarios pueden continuar abiertos en otoño.

Además, el hecho de que este haya sido uno de los pocos grandes festivales europeos que ha mantenido la programación también ha permitido al Grec Festival ganar protagonismo y repercusión en los círculos culturales tanto de Europa como de América Latina. Una buena muestra de ello es que el el Grec Pro ha batido récords y ha reunido a más de cuatrocientos profesionales inscritos.