El CUESB atiende a cerca de diez mil personas durante la emergencia sanitaria por la COVID-19

Del total de personas atendidas por urgencias, 626 recibieron atención en su domicilio y el resto de servicios de atención se han ofrecido telefónicamente, presencialmente en las oficinas del CUESB o en la calle. Durante el primer mes de la emergencia sanitaria, en marzo, se concentró el grueso de llamadas, se atendió a 3.856 personas, más del 38 % del total.

Durante la emergencia sanitaria el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona ha registrado un incremento de demandas de apoyo relacionades con la angustia, el miedo y el desconcierto; por no poder atender a los familiares dependientes que viven solos, y situaciones de violencia machista o familiar.

Cuando se decretó el estado de alarma, el CUESB se adaptó a la nueva situación y puso en marcha seis dispositivos con capacidad para atender a 700 personas sinhogar y repartió 581 comidas a domicilio a las personas más vulnerables hasta a principios de mayo.

Servicio de referencia

El año 2019 ha consolidado el CUESB como servicio de referencia con respecto a la atención psicosocial a las personas afectadas en situaciones de emergencia y urgencia social en Barcelona. El año pasado se atendió un total de 223 emergencias y 15.277 personas por urgencias.

Este año 2020 el Centro de Urgencia y Emergencias Sociales de Barcelona ha reforzado y ampliado la plantilla con 19 trabajadores y trabajadoras más, de manera que llega a los 93 profesionales; ha renovado y aumentado la flota de vehículos, y ha modificado el uniforme manteniendo el color azul que los caracteriza.

El CUESB ofrece servicio durante las 24 horas del día los 365 días del año. El equipo está formado por personal especializado en psicología, en trabajo social y por expertos y expertas en la atención en situaciones de crisis. El centro atiende a personas en situación de crisis social como pueden ser personas mayores o niños que sufren desatención, personas que han perdido la vivienda y no tienen recursos propios o personas que se ven afectadas por siniestros como incendios, inundaciones o accidentes.