El Bloc 17 sigue siendo del barrio

El Bloc 17, un edificio clave para el asociacionismo juvenil del barrio de Horta, seguirá siendo del barrio. Se inician los trámites para la adquisición del inmueble, actualmente propiedad de una entidad bancaria, para consolidar así un equipamiento que haga crecer el tejido asociativo juvenil.

En el año 1979, el propietario del edificio lo legó a una entidad bancaria con la condición de que se utilizara para la promoción del asociacionismo y la cultura catalana. En este marco, el Bloc 17 se convirtió en un vivero de entidades juveniles que han ido creciendo con el inmueble y que hacen uso de este para llevar a cabo sus proyectos de ocio, cultura y asociacionismo.

Con los movimientos de las cajas de ahorros, el Bloc 17 pasó a manos del BBVA, y ante la incertidumbre sobre el futuro del edificio por la posibilidad de que se vendiera a compradores externos, las entidades juveniles, con el apoyo de asociaciones y de vecinos y vecinas del barrio, crearon la Plataforma Defensem Bloc 17 con el fin de reclamar soluciones que permitieran seguir creando tejido asociativo en el barrio y continuar con un espacio donde desarrollar sus proyectos.

El Distrito de Horta-Guinardó empezó a trabajar con la voluntad de mantener este espacio, por su condición de centro neurálgico para el asociacionismo juvenil. Desde el mes de noviembre se han llevado a cabo reuniones con los y las representantes y la propiedad para acordar una salida.

Con el acuerdo de adquisición del edificio, una tarea conjunta entre el Distrito y el Área de Derechos Sociales, se destinará 1 millón de euros para hacer efectiva la compra del Bloc 17 y ponerlo a disposición de la ciudadanía.

Un bloque con historia

El Bloc 17, conocido así por su situación en el número 17 de la plaza de Eivissa, en Horta, hace 30 años que está gestionado por el movimiento juvenil del barrio, reúne las actividades de hasta 25 asociaciones y colectivos y es la sede de algunas de estas agrupaciones, como los Diables de Horta, el Queixal de Xöves, el esplai Isard-Flor de Neu, el Casal Popular La Merci o el Ateneu Popular La Bugadera.

El edificio tiene 881 metros cuadrados distribuidos en cuatro pisos, dos de los cuales están destinados a vivienda, y el resto al uso juvenil. Desde 1988, además, se encuentra ubicado en este el Consejo de la Juventud del Distrito (CJD7), la única entidad federativa juvenil originaria de los años ochenta que queda en la ciudad.

 

Texto y foto: Prensa Ayuntamiento de Barcelona

Comentarios de Facebook

Los comentarios están cerrados.