Barcelona pone en marcha la operación frío

La operación frío tiene dos fases: la primera, preventiva, se activará cuando las temperaturas bajen hasta los 5 ºC o a partir del mes de diciembre. Será entonces cuando se abran las 75 plazas del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales (CUESB) como alojamiento de emergencia para personas sin hogar. Estas plazas funcionarán durante aproximadamente cuatro meses, hasta que las temperaturas suban.

Cuando las temperaturas bajen hasta los 0 ºC, se activará la operación frío en fase de alerta y se ofrecerán 325 plazas más para atender la situación de emergencia. Estas plazas se distribuyen de la siguiente manera:

  • 150 plazas en un equipamiento del distrito de Sant Martí.
  • 100 plazas en un equipamiento de Sarrià-Sant Gervasi.
  • 30 plazas exclusivamente para mujeres en el distrito de L’Eixample.
  • 25 plazas más en el CUESB (que se añaden a las 75 activadas previamente).
  • 20 plazas en un recurso residencial de Sarrià-Sant Gervasi.

Además de las 400 plazas adicionales durante el invierno, durante la fase de alerta los equipos de emergencias sociales saldrán a la calle para ofrecer a las personas que pernoctan en la vía pública la posibilidad de alojarse en un centro de acogida nocturna.

Más plazas que nunca

El programa municipal de atención a personas sin hogar ha crecido en los últimos años hasta las 1.346 plazas actuales, la cifra más alta de la historia. Si se añaden los equipamientos de entidades de la Red de Atención a Personas Sin Hogar (XAPSLL, según sus siglas en catalán), actualmente la ciudad dispone de más de 2.100 plazas de alojamiento que funcionan ininterrumpidamente.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario