Avanza la reurbanización de la Balconada del Moll de la Fust

La remodelación incluye los 600 metros lineales de la Balconada, entre el final de La Rambla y la Vía Laietana, que dejará de ser un espacio de paso para convertirse en un área con zonas de sombra para mejorar el confort del vecindario, más verde urbano, nuevos espacios para actividades de ocio y una nueva red de suministros y de iluminación.

Los nuevos usos se distribuirán en cinco espacios diferenciados y continuos:

La Sala: espacio para sentarse, con un conjunto de bancos lineales.
El Umbráculo: espacio cubierto de 1.200 metros cuadrados que permitirá realizar a la sombra actividades como gimnasia para personas mayores, acontecimientos infantiles, fiestas mayores y otras celebraciones.
El Patio: al otro lado del Umbráculo se habilitará un espacio sin obstáculos que se utilizará como extensión de recreo para las escuelas del barrio o para organizar actividades temporales.
El jardín de Medinaceli: este espacio está diseñado para aportar más verde urbano a la Balconada y extender la plaza del Duc de Medinaceli hasta el mar. Además, incluye una zona de juegos infantiles, dos pistas de petanca y una zona de intercambio de libros.
El circuito de patinetes: una pista de entretenimiento para patinetes de rueda pequeña, con varios recorridos.

Además, la ejecución del proyecto tendrá como ejes transversales el reciclaje del máximo de elementos posibles, el equipamiento del espacio público, una iluminación más acogedora y unos flujos que faciliten la movilidad a pie.

Las obras empezarán durante el segundo semestre del 2019 y se prevé que finalicen a mediados del 2020. El presupuesto del proyecto es de 2,4 millones de euros.

Un frente marítimo del vecindario

La reurbanización de la Balconada del Moll de la Fusta de Barcelona forma parte del Plan de barrios del Raval Sud y el Gòtic Sud, con el que se pretenden combatir las desigualdades de los territorios y favorecer la vida cotidiana del vecindario.

Además, se trata de la primera de las acciones del acuerdo entre el Ayuntamiento y el Puerto de Barcelona para reactivar el uso vecinal del frente marítimo y mejorar su integración en la trama urbana de la ciudad.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario