Actuar contra el cambio climático

El Plan Clima 2018-2030 es un programa de acciones transversales para luchar contra el cambio climático con el objetivo de reducir en un 45 % las emisiones de gases de efecto invernadero, y con el compromiso que el incremento de la temperatura media no supere 1,5 ºC a finales del siglo XXI.
El cambio climático ya está aquí y las ciudades, donde vive la mayor parte de los habitantes del planeta, tienen una responsabilidad y un papel clave a la hora de mitigar los efectos del cambio climático en el mundo. Con el objetivo de cumplir los compromisos contra el cambio climático acordados en la 21.ª Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada en París, el Ayuntamiento ha presentado el Plan Clima, un programa estratégico con 242 medidas para afrontar los efectos del cambio climático que gira entorno a cuatro ejes principales: mitigar los efectos del cambio climático, adaptar la ciudad a las consecuencias de la problemática, priorizar a los colectivos más vulnerables e implicar la ciudadanía en esta lucha.

Los principales objetivos del Plan Clima son:

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45 %.
Incrementar el espacio verde en 1,6 metros cuadrado por habitante y el arbolado.
Reducir el consumo de agua doméstica a 100 l/día.
Alcanzar el 60 % de recogida selectiva de residuos.
Multiplicar por cinco la generación de energía solar en la ciudad.
Pobreza energética cero.
Acción ciudadana y cero pobreza energética

Para extender la cultura climática a todos los barrios se destinan 1,2 millones de euros para proyectos colaborativos impulsados por la ciudadanía que promuevan la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, y cada distrito dispondrá de un equipamiento cultural sobre sostenibilidad. Con la voluntad de erradicar la pobreza energética en la ciudad, se refuerzan los servicios y los equipamientos y se adaptarán las viviendas de las personas más vulnerables para hacer frente al cambio climático.

Transición hacia a una energía verde, sostenible y local

El Plan Clima da continuidad a las políticas municipales emprendidas con respecto a la producción de energía renovable y local, como el desarrollo del operador energético municipal y la promoción de la autogeneración de energía solar en los bloques de viviendas con la intención de tener edificios de consumo prácticamente nulo. Continúa la apuesta para la banca ética y para dar impulso a programas de investigación sobre el cambio climático.

Movilidad sostenible, espacios verdes y residuo cero

El plan incluye medidas para aumentar el reciclaje selectivo en un 25 % y llegar al 60 %, recuperar el control de la gestión pública del agua y la reutilización del agua freática. También se seguirán desplegando bonos sostenibles para atraer capital nacional e internacional que promuevan proyectos verdes. En términos de movilidad se potencia el transporte público para reducir en un 20 % el transporte privado.

Texto y foto: Prensa Ayuntamiento de Barcelona